Hacia el motor microscópico

30 mayo 2012 · ¡Comentar!

Suponemos que aún falta mucho para eso… o no, que en esto de la tecnología el futuro fue ayer. Pero en el apartado de los motores el avance va en la dirección de empequeñecer el motor. Es cierto que esta iniciativa aligera el peso de los vehículos y también, cómo no, el consumo, con lo que la noticia nos afecta a todos y en cualquier segmento poblacional la idea calará y será bien recibida.

Ya sabíamos que coches pequeñitos, del tipo Fiat 500, hacían uso de motores de dos cilindros. Igualmente los conocemos con tres y ese sería el caso del Nissan Micra o algunos modelos de pequeño formato de grandes marcas como VolksWagen.

Sin embargo la noticia cobra otra dimensión, nunca mejor dicho, cuando empezamos a vislumbrar motores de tres cilindros para coches con carrocerías de más de cuatro metros y cuyo peso sobrepasa con creces la tonelada.

Ese es el caso del nuevo motor que incorpora el Ford Focus. La gama de estos vehículos estrellas de Ford ha sido elegida para ser ‘tirados’ por el motor más chiquitín de la marca, un tricilíndrico que consume 4,8 litros a los 100 kilómetros.

No es moco de pavo cuanto contamos, ya que a pesar de tratarse de un motor que apenas calza un litro de cubicaje, dota al Ford Focus de una potencia de 125 CV.

Desde luego con el avance tecnológico que supone la presentación del nuevo motor tricilíndrico de Ford, para vehículos de gran tallaje, soñar con un motor microscópico ya no suena a ciencia ficción.

Imágenes en Creative Commons or Public Domain: Flickr/Jjb@nalog, Flickr/SFB579 y Flickr/lotprocars

Comenta!

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.