Especial Canarias (I): Parque Nacional del Teide, el mayor tesoro natural de Tenerife

6 mayo 2011 · ¡Comentar!

La actual inestabilidad que se vive en los países árabes ha provocado que, parte del turismo, que antes tenía como destino a países como Egipto, Túnez, Siria, Jordania e incluso Marruecos, se enfoque ahora en nuestras islas, principalmente en Canarias, donde se acude en busca de un clima agradable, sol y playa.

Por este motivo, en Pepecar.com On the Road, queremos ofreceros durante los próximos meses un especial dedicado a las Islas Canarias, artículos donde podáis encontrar información valiosa y de interés sobre los distintos atractivos que ofrece este archipiélago.

Queremos dedicar este primer capítulo a hacer un recorrido por el Parque Nacional del Teide, sin duda uno de los espacios naturales más espectaculares de nuestra geografía. Para llegar hasta allí y recorrer cómodamente la zona, será necesario que el viajero recurra al alquiler de coches en Tenerife. Al Parque Nacional de Teide, localizado en el centro de la Isla,  se puede acceder por diversas carreteras. Para legar hasta allí desde las ciudades de Santa Cruz o La Laguna, zona en la que se encuentra el Aeropuerto de Tenerife Norte, la mejor carretera es la TF-24, que discurre por la zona de La Esperanza y el municipio de El Rosario. Para su acceso desde la zona del Aeropuerto Tenerife Sur, tendremos que tomar la TF-21 que accede desde Granadilla y Vilaflor.

El Parque Nacional del Teide se encuentra rodeado por la Corona Forestal, bosque conformado mayormente por pino canario. Una vez dentro del Parque disfrutaremos de espectaculares paisajes y de un entorno natural poco común a causa de las insólitas formas e imposibles colores que la actividad volcánica de la zona ha ido otorgando a lo largo de los siglos. Al margen de El Teide, el volcán hegemónico, otros volcanes pueden localizarse en la caldera de las Cañadas del Teide, como el de Chahorra o Pico Viejo, cuya última erupción se produjo hace algo más de 200 años.

Los espectaculares paisajes que encontramos en el Parque Nacional del Teide son muchos. Destaca, por ejemplo, Los Azulejos, que enamora por el color verdoso de la tierra que le confieren minerales de hierro en conjunción con los gases volcánicos y las aguas termales que discurren por el subsuelo; también destaca el Llano de Ucanca, con un mirador desde el cual obtener una de las mejores panorámicas de El Teide y Pico Viejo.

Los Roques de García, cerca del Parador Nacional de Turismo, seguramente sea la zona más visitada del Parque. Se caracteriza por unas grandes formaciones rocosas a las que la erosión ha dotado de caprichosas formas. Destacan “La Catedral”,  “La Cascada” y el “Roque Cinchado”, una de las estampas más difundidas del Parque.

Para ascender a la cumbre del Teide, el pico más alto de España, existe un teleférico que lleva hasta la zona de la Rambleta, localizada a 3.555 metros de altitud. Para coronar la cumbre, a unos 200 metros, habrá que hacerlo a pie y será necesario que previamente solicitemos un permiso en La Orotava, donde se encuentran las oficinas del Parque. En cuanto a flora, cabe destacar especies endémicas únicas como la Retama del Teide,  la Violeta del Teide o el Tajinaste rojo.

Hacer noche en el Parque es posible, bien al abrigo del confortable Parador Nacional de Las Cañada, bien en el Refugio de Altavista, mucho más económico. La noche ofrece la posibilidad de contemplar las estrellas desde una de las zonas más privilegiadas del mundo, pues los cielos canarios son un referente mundial debido a la escasa contaminación lumínica, la altura y la privilegiada situación geográfica. No en vano, en la zona se localiza el Observatorio del Teide. Si ya habéis visto el fabuloso vídeo en time-lapse de más arriba, podréis haceros una idea de la enorme calidad de los cielos.

Vía: WebTenerife

Imagen: VerTelevisivos

Comenta!

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.