Henry Ford, el padre del automóvil moderno

30 mayo 2011 · ¡Comentar!

Hijo de un inmigrante irlandés criado en el seno de una familia de agricultores y nacido a la vez que la abolición de la esclavitud, en plena Guerra de Secesión norteamericana, Henry Ford está considerado el padre del automóvil tal y como hoy lo conocemos.

Muchos son quienes le califican de visionario por haber sabido anticiparse y crear un coche asequible para la clase media, normalizando así el uso de vehículos a motor entre el grueso de la población. En este artículo queremos rendir homenaje a una de las figuras clave de la historia del automóvil.

Ya desde pequeño, a Henry Ford le apasionaba la mecánica. Fue en Detroit, en 1873, cuando Henry vio por primera vez un automóvil de vapor, ¡Y quedó maravillado! Desde ese mismo momento se comenzó a perfilar su sueño: el de diseñar y construir su propio coche.

Antes de ver materializada su gran ilusión, trabajó de mecánico en Westinghouse reparando tractores y trilladoras a vapor, así como en la Detroit Edison Company, de la que ya era ingeniero jefe con 30 años, toda una proeza si tenemos en cuenta que Henry Ford apenas poseía estudios.

En 1896 ya estaba listo su primer prototipo: el cuadriciclo y tras dos intentos fallidos de asociarse con inversores para llevar a cabo la construcción de un coche de gasolina a través de la creación de la Detroit Automobile Company primero, y la Henry Ford Company después, en 1903 crea de forma independiente la Ford Motor Company, una empresa que se convirtió muy pronto en la mayor fábrica de automóviles del mundo.

En la producción de sus vehículos, Henry Ford llevó a cabo técnicas e ideas revolucionarias para la época, impensables por otros fabricantes, como no subcontratar la fabricación de las piezas sino producirlas dentro del seno de Ford o la racionalización del proceso de producción a través de la introducción de la idea de cadena de montaje, que permitía construir cada vehículo en tiempo récord para el momento, llegando a alcanzar la cifra de un coche producido cada 90 minutos.

Otro gran mérito que debe atribuírsele a Henry Ford, y que muy pocos conocen, es que por primera vez en la historia estableció una jornada laboral de 8 horas y un salario mínimo con incentivos por producción, así como la participación de los trabajadores en los beneficios empresariales. ¡¡Henry, ¿dónde estás ahora?!! Con ello logró unos empleados bien remunerados (llegaron acobrar 5 dólares la hora), descansados y lo más importante: contentos. Henry Ford fue además el introductor de los concesionarios como modelo de distribución de los vehículos.

Pero sin lugar a dudas su gran contribución a la historia del automóvil fue la creación del Ford T. El primero de todos vio la luz el 1 de octubre de 1908 y costaba 825 dólares. Gracias a la fabricación en cadena, el Ford T pudo reducir su precio progresivamente hasta llegar a los 250 dólares por unidad, un abaratamiento que lo convirtió en el primer coche popular dando lugar a la aparición de lo que se conoce como clase media moderna. ¡Todo un hito! Tan popular se convirtió el Ford T que entre 1908 y 1927 se comercializaron 15 millones de unidades y llegó un momento en que nueve de cada diez coches que circulaban en el mundo eran Ford T.

Pero finalmente cayó sobre él la sombra de lo que comenzaba a perfilarse como la obsolescencia programada de la automoción. El Ford T era un vehículo de calidad, fabricado para que durara mucho tiempo y, por esa razón, su diseño y características permanecían inalterables año tras año. Esta ventaja fue convertida en desventaja a los ojos de los consumidores por competidores como General Motors, que lanzaban nuevos modelos y diseños cada año, por lo que el 26 de mayo de 1927 se dejó de fabricar el Ford T.

En cuanto a Henry Ford, murió con 83 años el 7 de abril de 1947, pero le sobreviven más de 160 patentes registradas. A día de hoy se le considera el padre del automóvil y el creador de la industria automovilística moderna. Sin duda Henry Ford fue una de esas personas nacidas para hacer historia.

Vía: MotorPasión

Imagen: Wikipedia; Mi Forito; Cooking Ideas

Comenta!

Escribe tu Comentario debajo o haz un trackback desde tu web.