Repostar tu coche con el metro. La Metrolinera de Madrid.

Por pepecar.com

La capital de España ha sido la última en fomentar el uso del vehículo eléctrico en la ciudad con la instalación de la primera Metrolinera de España.  Train2Car es el nombre oficial del proyecto, ya que la energía pasa de los trenes al coche, desde el que se lleva trabajando desde 2011 junto con la colaboración de Siemens y Citroën. Desde pepecar.com te contamos lo más interesante sobre esta forma de repostaje:

metrolinera-madrid-sainz-de-baranda-recarga-electrica-train2car

¿Qué es una Metrolinera?

Se trata de un punto de recarga gratuito en superficie para coches eléctricos que se sirve de la energía del metro.

¿Cómo funciona una Metrolinera?

La energía que suministran  proviene de la energía cinética que producen los trenes del metro durante la frenada.  Cuando un tren frena, reduce su velocidad produciendo una energía que gracias a unos acumuladores permiten el almacenamiento de la energía de frenado y la ponen a disposición de la carga de los coches.

Estas Metrolineras son capaces de cargar la batería de un coche eléctrico al 80% en aproximadamente 20 minutos, eso sí, según el modelo del coche.

¿Dónde podemos encontrarlas?

El primer poste se ha situado junto al concesionario de Citroën que se encuentra en la calle Sáinz de Baranda. El horario de acceso será exclusivamente de 8 a 21 horas, de lunes a viernes.

Existen otros dos puntos de recarga rápida: Uno en Móstoles y otro en San Sebastián de los Reyes, aunque la diferencia es que estos están situados en gasolineras.

Está previsto que a medio y largo plazo se instalen hasta 150 metrolineras por toda la red de Metro.

Un dato a tener en cuenta es que los vehículos deben estar  preparados para recibir carga en corriente continua con conector «CHAdeMO» , que es el más común para los coches eléctricos. El resto de postes que existen en Madrid son de corriente alterna, por lo que tardan horas en cargar.

 

Este proyecto pionero de Madrid se suma con el que ya cuenta Adif , Las Ferrolineras, que utiliza una tecnología muy similar aprovechando en este caso el frenado de los trenes de Renfe.