Viajar en coche con niños, algunos consejos que lo harán más fácil y seguro

Por pepecar.com

Es estas fechas estivales, muchos son los que hacen un largo viaje por carretera en familia para llegar hasta su destino de vacaciones, y claro, los más pequeños de la casa nos acompañan en el desplazamiento, pero no siempre en “el sentimiento” y hay que hacer frente a este problema.

Hace un año ya os ofrecíamos algunas recomendaciones para evitar sufrir en los desplazamientos largos por carretera y nos referíamos de pasada a cómo lograr que los niños no den demasiada guerra durante el viaje. Hoy queremos desarrollar más este punto y ofrecer algunos consejos de utilidad.

Antes de nada es importante que llevemos a cabo una buena planificación del viaje y que estudiemos qué lugares son buenos para realizar una parada en la ruta que vamos a seguir.

Evitemos viajar en las horas centrales del día para que las temperaturas no sean muy elevadas y los niños se sientan fatigados o incómodos. Controlar la temperatura del aire acondicionado para que el nene coja frío también es algo que hay que tener en cuenta.

Les vestiremos con ropa cómoda y fresquita. Pantalones con goma que se puedan bajar fácilmente y sin costuras que se claven o botones que aprieten, prendas de algodón…

Colocar los bultos de manera que no estorben a los niños, dificulten su movimiento o supongan un riesgo en caso de salir despedidos a causa de un frenazo o un giro brusco.

Llevemos con nosotros una bolsa con juguetes o pasatiempos que los mantengan entretenidos gran parte del camino, así como unas provisiones de agua y comida en función de sus necesidades o sólo a modo de tentempié. No es recomendable bebidas o alimentos con azúcar, pues pueden excitar a los pequeños.

Aunque seguro que ninguna mamá se olvida de ello, recordemos la importancia de llevar pañales, toallitas húmedas o papel higiénico. También debemos llevar alguna que otra bolsa de plástico, no sea que algún nene se maree y no nos dé tiempo a parar.

Es recomendable que paremos cada dos horas de viaje para que no se desesperen. Hacer una parada en un lugar interesante, ya sea un paisaje o un parque infantil de algún pueblo que quede de camino, les hará el viaje mucho menos pesado.

Para evitar que el trayecto se les haga interminable y monótono podemos jugar con ellos a algo que tenga como tema principal el itinerario o la carretera, desde el clásico Veo Veo, hasa a ir poniéndonos metas en el mapa cada vez que las alcancemos, o jugar a adivinar qué significan las señales de circulación. También podemos ponerles un disco con sus canciones preferidas para que vayan cantando parte del camino y se les haga más agradable el viaje.

Imagen: CisvialFlickr / BenedictFrancis