Qué hacer en Liérganes

Por Fiorella

Liérgames es un municipio y localidad de la Comunidad Autónoma de Cantabria, situado en la comarca de Trasmiera y es uno de los pueblos medievales más bonitos de Cantabria, está situada a 30 minutos en coche de Santander, por lo que, si haces un recorrido en coche, la pasarás genial conociendo varios lugares importantes de Cantabria. Es una pequeña aldea que merece mucho la pena conocer, enamora por su fantástico entorno natural, su tranquilidad y ambiente rural, sus casonas con los balcones repletos de flores y la leyenda del Hombre Pez. Te recomendamos quedarte por lo menos una noche y hacer alguna ruta de senderismo o disfrutar de la noche de Liérganes.

Foto de Mi lado viajero

Una de las primeras cosas que puedes hacer en Liérganes es visitar su Casco Antiguo, después de dejar el coche aparcado en alguna de las calles o plazas del centro, te recomendamos perderte por las bonitas calles empedradas o Barrio del Mercadillo, declarado Conjunto Histórico- Artístico, durante este paseo contemplarás su arquitectura, las casonas clasicistas de los Siglos XVII y XVIII y casas blasonadas con escudos tallados en la fachada y balconadas de madera. Entre los edificios más importantes están: la Casa Rañada Portilla, la Casa Langre, la Casa de Cuesta Mercadillo, la Casona Setíen y la Casa de los Cañones, etc.

Otro lugar imprescindible es el Puente Mayor, también conocido como Puente Romano, situado sobre el cauce del río Miera y que une los barrios de El Mercadillo y El Calgar, fue uno de los primeros puentes de piedra de Cantabria y destaca por su aspecto elegante con dos arcos de medio punto de diferentes tamaños. Después de cruzar el puente y hacer varias fotos desde distintos ángulos, debes dar un paseo por la orilla del río Miera, en dirección Rubalcaba que es sin duda una de las experiencias inolvidables que podrás llevarte de esta visita.

Un elemento particular que Liérganes tiene para ti es una estatua de bronce creada en honor al Hombre Pez, un ser legendario de la mitología de Cantabria. Cuenta la leyenda que el joven Francisco de la Vega desapareció en el río Miera y no se supo más de él hasta 5 años después, en Cádiz donde unos pescadores encuentran una criatura marina con forma de ser humano y que solo podía pronunciar la palabra Liérganes, luego lo regresaron a su casa, hasta que 9 años después volvió a desaparecer en el mar. Al lado del puente se encuentra un antiguo molino que actualmente alberga el Centro de Interpretación del Hombre Pez.

Foto de Mi lado viajero

Por último, no puedes perderte el visitar el Palacio de Cuesta Mercadillo o Palacio de la Rañada que fue declarado Bien de interés cultural y destaca por su magnífica portalada con blasón y si dispones de tiempo, te aconsejamos hacer una ruta por los alrededores del pueblo y visitar varios puntos de interés como la iglesia de San Pantaleón, la Ermita del Humilladero y más. Obviamente en todo el trayecto no puedes dejar de degustar la deliciosa gastronomía de Cantabria y disfrutar el genial ambiente que hay.