Ruta de los Pueblos Blancos

Por pepecar.com

¿Alguna vez habéis oído algo sobre la Ruta de los Pueblos Blancos? Pues, hoy os traemos esta impresionante ruta rural, considerada como una de las más bonitas de toda España. Nos encontramos ante diferentes pueblos de la provincia de Cádiz y parte de la Sierra de Málaga que conseguirán enamorarnos por completo de cada uno de ellos.

pueblos blancos

Su nombre viene de las costumbres de los pueblerinos de pintar sus casas con cal y adornarlas con las flores más variopintas y de más vivos colores para hacer un maravilloso contraste entre el sol, las montañas que rodean a los pueblos, el cielo azul y las verdes praderas de la Sierra de Cádiz y de Málaga. Esta ruta permite conocer perfectamente cómo vivieron durante la época en la que Cádiz pertenecía a Al-Ándalus, a la vez que te permitirá descubrir la mezcla de culturas de otras épocas más cercanas a la moderna. Descubrirás la artesanía típica de los pueblos, el cultivo de aceitunas y olivas, las  calzadas romanas, las historias interminables de los bandoleros, los vestigios de los descubridores de América.

¿Todavía no tienes claro si es una buena opción? No te preocupes. Sigue leyendo y descubrirás que en España existe un lugar para soñar despiertos con cada uno de los rincones que podrás visitar. Antes de comenzar nuestro viaje, necesitamos aclarar que es imposible hacer esta hermosa ruta de interés turístico mundial sin tener un coche. Son muchos pueblos de montaña y muchos kilómetros los que recorreremos por estas dos provincias andaluzas. Por ello, Jerez de la Frontera será nuestro punto de encuentro principal para poder comenzar la ruta. Si no tienes un coche propio con el que poder hacer la Ruta de los Pueblos Blancos, no te preocupes. Siempre cuentas con la ayuda de Pepecar y su maravilloso servicio de alquiler de coches en Jerez de la Frontera.

¿Estáis listos? ¡Comenzamos!

RUTA 1: SIERRA NORTE DE CÁDIZ Y MÁLAGA

Con esta primera ruta podremos visitar la zona norte de la Sierra de Cádiz casi en su totalidad. Comenzaremos en Jerez de la Frontera, como dijimos antes, y nos dirigimos hacia Arcos de la Frontera. Este pueblo es el paso obligatorio para cualquiera de las rutas que quieras hacer por los Pueblos Blancos. Arcos está considerado como uno de los pueblos más bonitos de España y, por si eso fuera poco, es un Monumento Histórico-Artístico de España.

El siguiente pueblo que encontraremos en nuestra ruta norte será Algar. Este pueblo es conocido por sus cientos de rutas para hacer senderismo en el Tajo del Águila o por sus anuales carreras de Rally. Siguiendo con nuestro tour, iremos a parar a Bornos, donde encontraremos el Castillo-Palacio de los Ribera, una de las joyas de la provincia de Cádiz. Y, a unos pocos kilómetros de Bornos podremos visitar Espera y sus yacimientos arqueológicos de Carissa Aurelia. Este pueblo cuenta también con restos romanos por todo el pueblo.

pueblos blancos

Volviendo hacia la carretera de Bornos, nos dirigimos a uno de los pueblos más bonitos e importantes arqueológicamente de la ruta. Villamartín es uno de los lugares más fértiles, ya que sus tierras están bañadas por las aguas del río Guadalete. En el pueblo encontraremos en dolmen de Alberite, uno de los más antiguos de toda la Península Ibérica. Un poco más adelante en nuestra fantástica ruta encontraremos Algodonales, uno de los puntos de deportes aéreos más importantes de España debido a su altitud y la confluencia de vientos, que hacen perfecta la práctica de parapente o ala-delta. Desde Algodonales nos dirigimos hacia El Gastor, ubicado en las inmediaciones del nacimiento del río Guadalete. También se le conoce como el Balcón de los Pueblos Blancos, ya que desde él podrás ver una amplia panorámica de los pueblos cercanos.

pueblos blancos

Nos encontramos ya casi al final de la ruta del norte. ¿Conoces el pueblo considerado conjunto histórico-artístico por excelencia? Este es, sin duda, Olvera. Gracias a la mezcla de la cultura andalusí, la arquitectura popular de la zona y la gran belleza de los monumentos, Olvera también destaca por su gran producción de aceite de oliva. Muy cerquita de Olvera podremos hacer una parada, casi obligatoria, en Puerto Serrano, un pueblo típico de la Ruta de los Pueblos Blancos que cuenta con la Reserva Natural del Peñón de Zaframagón, lugar donde vive la mayor colonia de buitres leonados de toda Europa. Desde Puerto Serrano nos dirigimos hacia Torre Alháquime, de fundación árabe. Aunque pertenecía a la fortaleza del Castillo de Olvera, ahora es uno de los lugares más bonitos de la ruta.

Para terminar, nos dirigimos hacia Setenil de las Bodegas, que, como su propio nombre indica, recibe su nombre por las bodegas que se hicieron gracias al territorio en el que se encuentra. Es uno de los lugares más turísticos de la ruta y no podemos irnos sin visitar la Torre del Homenaje, el aljibe y, por supuesto, el Castillo de Setenil, de origen medieval con estilo árabe. Desde Setenil vamos a Alcalá del Valle, donde nos encontramos con el Convento de Caños Santos o la Fuente Grande. Aunque, sin lugar a dudas, los Dólmenes de Tomillo son su mayor punto de interés turístico y el final de nuestra primera ruta.

RUTA 2: SIERRA SUR DE CÁDIZ Y MÁLAGA

Con esta segunda ruta podremos visitar la zona sur de la Sierra de Cádiz  casi en su totalidad y parte de la Sierra de Málaga. Comenzaremos en Jerez de la Frontera, como dijimos antes, y nos dirigimos hacia Arcos de la Frontera. Como este pueblo es el paso obligatorio para cualquiera de las rutas que quieras hacer por los Pueblos Blancos, el primer destino será Prado del Rey.

pueblos blancos

Prado del Rey es de origen romano y cuenta con uno de los yacimientos arqueológicos romanos más importantes de Cádiz. El yacimiento se conoce como Iptuci y ostenta el título de Bien de Interés Cultural. En la sierra de Prado del Rey encontraremos una de las últimas salinas de interior de toda España. Desde este hermoso lugar nos dirigimos hacia El Bosque. Esta villa de origen moderno, está vinculada con Ponce de León, ya que los mismos Reyes Católicos entregaron esta zona, y otras colindantes, a la familia de Rodrigo Ponce de León. Recibe su nombre del maravilloso entorno boscoso que la rodea. Desde la sierra cercana a la villa podremos realizar deportes extremos como el ala delta o el paracaidismo, además de actividades de pesca y senderismo. Sin duda alguna, lo más emblemático de este lugar son el Jardín Botánico de El Castillejo y el Molino de Abajo, del siglo XVIII y todavía en funcionamiento para los turistas.

Desde El Bosque nos adentramos en plena Sierra de Cádiz para visitar Ubrique. Este pueblo está completamente rodeado por las montañas y los parques naturales de Grazalema y Los Alcornocales. Fue declarado Conjunto Histórico por su industria de artículos de piel artesanal. Además, podrás visitar las ruinas romanas de Ocuri, con su magnífica calzada romana, el Desfiladero Romántico o, para los amantes de los coches, el Rally de Ubrique. A unos kilómetros de distancia de Ubrique llegaremos a nuestro siguiente destino: Benaocaz. Este pequeño pueblo fue fundado por los árabes. Sus calles son muy estrechas y laberínticas haciendo que los turistas puedan perderse entre ellas con facilidad. Entre los lugares más importantes que podrás ver destaca, sobre todo, el tramo de calzada romana que une a Ubrique con Benaocaz, o las rutas de senderismo que te permitirán entrar en diferentes cuevas u observar a los buitres.

El próximo destino se encuentra en el punto más alto de toda la provincia de Cádiz. Villaluenga del Rosario es el pueblo más pequeño de toda la ruta, pero, también, uno de los más hermosos. En ella podremos encontrar la plaza de toros más antigua de Cádiz, de estructura poligonal, rutas espeleológicas con más de 80 cuevas y algunas de las simas más importantes de Andalucía, o las fábricas artesanales de queso de cabras, conocido como queso payoyo, uno de los más famosos del mundo.  Desde Villaluenga nos vamos a uno de los Pueblos Blancos más bonitos de toda la ruta y de toda Andalucía. Grazalema es un pueblo de la Sierra de Grazalema, considerado conjunto histórico-artístico debido a su riqueza monumental. Podremos visitar algunos de los lugares más típicos como el Museo de artesanía textil, el taller de la Finca Las Hazuelas, para los amantes de los quesos, o, directamente, adentrarse en lo más profundo de la sierra y visitar lugares como el Pinsapar, uno de los bosques de pinsapos más antiguos del mundo.

pueblos blancos

Desde Grazalema nos vamos a Benamahoma, un pueblo de origen árabe que recibe su nombre en honor a Mahoma. Esta pedanía es un ejemplo vivo de cómo los árabes amaban el agua y aprovechaban todas sus propiedades y cauces para hacer lugares como la Fuente del Algarrobo o el manantial de Nacimiento. Finalmente, nos dirigimos hacia Zahara de la Sierra, uno de los pueblos de mayor belleza paisajística de todo Cádiz. Su castillo medieval, los restos de las murallas, los restos árabes y la caída del pueblo sobre una ladera, junto al color blanco de las casas hacen de Zahara un paraíso para todo amante de los lugares bonitos. Además, podrás entrar en la única playa en plena sierra gracias al embalse o disfrutar de los más ricos aceites serrano y gaditano con un pan de campo de la zona.

¿Todavía no te has decidido hacer alguna de las dos rutas? No te preocupes, en próximas guías te mostraremos en detalle los pueblos más bonitos de ambas rutas y, seguro, que no tendrás ninguna duda de realizar la Ruta de los Pueblos Blancos con tu coche de alquiler.