De Londres a Roma en coche: Un viaje apasionante

Por pepecar.com

Si te gusta conducir y las emociones fuertes son tu pasión, viajar a través de Europa puede ser un plan fascinante. Sigue los consejos de Pepe y viaja desde el Big Ben hasta el Coliseo, ¡No te arrepentirás!

¿Dónde empiezo?

Alquila un Pepecar en el mismo aeropuerto de Heathrow y prepárate, porque Londres tiene mucho que ver. Empezando por una panorámica de la espectacular ciudad desde el London Eye, encamínate a ver el cambio de Guardia en Buckingham Palace con un plato de Fish & Chips hasta llegar al centro neurálgico de la ciudad donde disfrutarás de: La Bahía de Westmister, El Parlamento, El Big Ben y mucho más que no te desvelaremos.

london_2423609b

Con Londres acabado es el momento de conducir bajo el canal, una experiencia alucinante que debéis vivir. Si os da claustrofobia cruzar a Europa bajo el mar, podéis usar el tren o el Ferry también.

¡Ya estoy en Europa!

Francia me espera, y con ella toda su belleza y frescura. Desde la llegada donde te deje el Ferry o llega el canal, toma la carretera de la costa y visita los sitios más alucinantes que la 2º Guerra Mundial dejó. Podrás obtener una perspectiva de cómo lo sufrieron ambos bandos, y mostrar tu respeto hacia aquellos que lucharon por hacer del mundo un lugar mejor.

Atardecer en París
Atardecer en París

Desde aquí dirígete a París, donde el ambiente bohemio y el arte harán que te enamores de la ciudad. No te pierdas la torre Eiffel, los Campos Elíseos y el museo del Louvre.

Alemania me espera

Desde París, sigue hacia el Norte hasta llegar a la frontera Alemana, donde descubrirás pequeñas villas llenas de encanto que harán de tu viaje una experiencia irrepetible. No te pierdas Neuschwanstein, en la región de Bavaria, una foto que debes tener en tu álbum.

Sigue las indicaciones hasta llegar a Berlín y visita la puerta de Brandenburgo, lo que queda del Muro de Berlín, y pasea por una de las ciudades más grandes de Europa.

¿Y ahora qué?

Desde Alemania, cruza Suiza y los magníficos Alpes hasta llegar a Italia, donde cómo sabrás, todos los caminos te llevarán a Roma ;). Toma la mejor ruta, que pasa por la preciosa ciudad de Bolonia y Florencia, donde podrás ver el David de Miguel Angel y el puente  Vecchio.

¡De Londres a Roma!
¡De Londres a Roma!

Desde aquí sigue hasta Roma, donde finalizarás el viaje en una de las ciudades más míticas del mundo, y de aquí no te contaremos más, puesto que es mejor que la descubras por ti mismo.