Cómo cargar la batería del coche

Por pepecar.com

¡Vaya, hombre! Me he dejado las luces encendidas y se me ha descargado la batería. Y justo hoy, que esta tarde necesitaba el coche para ir a ver a mi tía Enriqueta…

¿Te sientes identificado? Pues si aún no te ha ocurrido, que sepas que te puede pasar, y que para que tu batería se descargue no hace falta dejarse nada encendido, puede ocurrir por diversas razones y es entonces cuando necesitarás saber cómo se recarga.

Cargar una batería es resulta muy fácil, aunque si es la primera vez que tienes que hacerlo tal vez te encuentres algo perdido y creas que se trata de algo complicado, por lo que en este post explicaremos las diferentes formas que hay para cargar la batería de tu coche.

La primera de ellas es utilizando nuestro propio vehículo. Si la batería no está completamente descargada y logramos encenderlo con el remanente de energía que le queda, o empujándolo, tan sólo deberás conducir durante unos 20 minutos y la batería se recargará sola. Recuerda apagar luces y todo aquello que necesite corriente. Si necesitas empujarlo para que arranque mete segunda o tercera, pisa el embrague y cuando coja algo de velocidad dale al contacto y suelta el pedal.

Sin embargo, hay ocasiones en las que no nos resulta posible recargar la batería con nuestro propio vehículo y necesitaremos el apoyo de algún otro coche para hacer un puente, de cuya batería sacar la energía para recargar la nuestra. Para ello será imprescindible disponer de unas pinzas, que constan de un cable rojo y uno negro.

Para recargar la batería debemos conectar cada uno de los extremos del cable negro a los polos negativos de ambas baterías, y los extremos del cable rojo al polo positivo de cada una de ellas. Entonces arrancaremos el coche que nos suministrará la carga  y lo revolucionaremos durante unos minutos, tras los cuales nuestro vehículo debería de haber recargado su batería y arrancar perfectamente.

En este supuesto es necesario que tomemos una serie de precauciones como no fumar por temor los gases inflamables que puedan desprenderse,  conectar las pinzas en ambos coches cuando estén apagados, desconectar todo lo que consuma electricidad en ambos vehículos y evitar que los coches tengan algún tipo de contacto físico que no sea a través de las pinzas.

Finalmente, existen los cargadores de batería, útiles únicamente si disponemos de una toma de corriente cerca. Aunque cada cargador expresa de manera diferente algunos aspectos específicos, lo cierto es que su funcionamiento básico es exactamente igual en todos ellos. En el siguiente vídeo puedes ver cómo se utiliza uno de estos cargadores de batería.

Vía: Marca de Coche
Imagen: Irvin Systems