Trucos de conductor (V): Exterior del coche como nuevo

Por pepecar.com

Que el coche se ensucia, es un hecho. Tanto por dentro como por fuera. Si hace unos días os ofrecíamos algunos trucos con los que dejar el interior del coche reluciente, hoy nos gustaría centrarnos en la limpieza exterior, pues a veces agua y jabón no son suficientes para sacar determinadas manchas.

Ya sea porque un día tuvimos la feliz idea de decorar el coche con un adhesivo, porque el nene nos hizo la gracia y nos pegó la del Bollicao, o porque algún desaprensivo de discoteca nos colocó su emblema con total falta de vergüenza, el caso es que ahora nos encontramos con una pegatina que no se despega de ninguna manera.

Una de las cosas que más rabia da limpiar son los restos de pegatinas. ¡Es que no acaban de salir! Aplicar calor sobre ella (por ejemplo con un secador) ablandará el pegamento y nos permitirá quitarla más fácilmente. Si quedan restos de pegamento puedes probar a limpiarlos con un trapo mojado en vinagre. Si la pegatina está sobre un vidrio, sólo usa un rascador como el de la vitrocerámica. También puedes frotar con alcohol, que también te será muy útil para limpiar manchas de resina, si has tenido la mala suerte de aparcar bajo un árbol de esos que lloran.

Si lo que necesitas es limpiar manchas de alquitrán, que parecen imposibles de sacar, lo mejor es que las mojes con aceite de linaza para que se reblandezcan. Pasado un rato frótalas con cuidado con un paño de algodón húmedo (usa un trapo viejo que ya no vayas a necesitar más).

Devolver a nuestros neumáticos en brillo original es muy sencillo. Tan sólo deberemos lavarlos muy bien con agua y jabón y después aplicarles abrillantador de muebles. Hay quien dice que si le damos unos “brochazos” de Coca Cola quedan brillantes, aunque se me antoja una opción un tanto “pegajosa”. ¡Podéis probar a ver qué tal! También se recomienda limpiar con refresco de cola los bornes de la batería.

Para unas lunas relucientes, atento a la fórmula de este limpiacristales casero: agua de cocer patatas colada y un chorrito de vinagre. ¡Quedarán como si no estuvieran! Otra fórmula que dejará la carrocería como nueva es mezclar una parte de alcohol de quemar con nueve partes de aceite de vaselina. La aplicamos sobre la carrocería, lavamos el coche, lo secamos y le sacamos brillo con un paño seco. ¡Como nuevo!

Vía: Terra Motor

Imagen: Descontamina;  Bolido