¿Qué ver en Lanzarote?

Por Fiorella

Lanzarote, la más oriental de las Islas Canarias, se encuentra a unos 1.000 Kilómetros de la Península Ibérica y a poco más de 100 Kilómetros de la costa africana, disfrutando de temperaturas templadas y la presencia del Sol durante la mayor parte del año.

Foto de El Viajista

Esta preciosa isla está hecha, en su mayor extensión, por piedra volcánica afilada, que llega hasta el mar sin dejar espacio para la arena.

Esta isla está impregnada de paisajes y lugares que giran en torno a su situación volcánica, ofreciendo a sus visitantes una experiencia llena de vistas curiosas, lugares que te trasladarán a sentirte como en un espacio lunar, hermosas playas y naturaleza diferente y especial, que estamos seguros te cautivarán desde el primer momento.

Es importarte saber que para una estadía más cómoda y eficiente es recomendable alquilar un coche, lo mejor es tomarlo desde el aeropuerto, así disfrutarás de tu viaje desde el minuto cero. Podrás, de esta manera, trasladarte por toda la isla cómodamente y sin perderte ningún rincón o lugar especial.

Lanzarote, al ser una isla, te ofrecerá una cantidad impresionante de playas paradisíacas metidas en zonas áridas y desérticas, como Playa Punta del Papagayo, que a simple vista, su color turquesa, te impresionará mucho. Está ubicada cerca de la localidad de Playa Blanca, en donde encontrarás otras playas hermosas que también valen la pena disfrutar. Un consejo que te damos, es que armes una ruta de playas y las repartas en lo que dure tu estadía.

Y si hablamos de playas uno de los lugares más hermosos que te impactará a primera vista es la isla de La Graciosa, situada muy cerca del puerto de Órzola, desde donde se tiene que tomar el ferry para cruzar a La Graciosa. Al llegar a esta pequeña isla con gran encanto, puedes elegir entre pernoctar una noche o a pasar el día. Aquí no encontrarás coches, mas que unos pocos que algunos los utilizan de transporte, pero si encontrarás un auténtico paraíso terrenal. Y si sacas con tiempo las entradas del ferry, éste te incluirá aparcamiento en el puerto, para que dejes el coche y cruces con toda comodidad.

Por otro lado, existen excursiones y visitas alineadas al tema volcánico, que estamos seguros recordarás para siempre. Por ejemplo, tenemos el Parque Nacional de Timanfaya, done podrás realizar una ruta espectacular de volcanes, ver panoramas de lava infinito plasmado en la arena negra y una mezcla de colores que no has visto en ningún otro lugar. A esto podemos sumar la visita a El Charco Verde, que no es más que una playa de arena negra y roja, que se entrelaza con el blanco y azul del mar dando lugar a la laguna verde, que, en realidad es un viejo cráter abierto al mar, que, por las filtraciones de agua y presencia de organismos verdes, adquiere este aspecto.

Foto de Air Crew Lifestyle

Así también, encontramos los famosos Hervideros, que es un paraje de acantilados volcánicos muy porosos que podremos observar muy de cerca; o el hecho de poder tomarte una foto dentro de un cráter y hacer una excursión guiada conociendo todo su interior. Esta es una de las opciones que más destacan entre los turistas.

Alrededor de la isla descubrirás cientos de miradores, algunos de pago y otros gratis, como el Mirador del Rio desde el cual tendrás la vista más alucinante de La Graciosa.

Igualmente, visitar Lanzarote también es probar la gastronomía que podrás degustar en sus distintos restaurantes o chiringuitos ubicados en cada una de las localidades o playas a lo largo de toda la isla. No puedes dejar de pasar por la capital Arrecife o de tomar algún tour a los viñedos de la Geria y beber los famosos vinos de malvasía.

Lanzarote tiene mucho para ofrecerte y seguramente no lo conocerás todo en un primer viaje, pero nos queda claro que serán más las veces que visitarás este hermoso paraíso canario.