Qué hacer en Bermeo

Por Fiorella

Bermeo es un municipio vizcaíno de la comarca de Busturialdea, perteneciente a la comunidad autónoma del País Vasco en España.

Foto de turismo euskadi

Si tienes planeado viajar a Bermeo, así como cualquier ciudad de País Vasco, te recibirá con sus fantásticos pinchos, por lo que nuestra primera recomendación a tu viaje será tomar unos exquisitos pinchos y recorrer el puerto viejo de Bermeo, que es uno de los centros sociales más concurridos por los locales, además súper reconocido en cualquier postal gracias a sus casitas estrechas de colores. Los fines de semana el movimiento es muy notable, si te acercas a media mañana encontrarás en los bares del puerto sabrosos zuritos, txakolis y marianitos que se mezclan con todo tipo de pintxos, además de las famosas rabas que solo podrás pedirlas los domingos, luego date una vuelta hacia un rompeolas de algo menos de un kilómetro y disfruta de la brisa y las vistas.

Si quieres continuar el recorrido, muy cerca, tanto que solo tendrás que tomar alguna de las escaleras que suben a la parte alta para llegar al Casco Viejo, donde encontrarás la Torre Ercilla, una construcción del siglo XV que hoy en día es el Museo del Pescador, una parada que te mostrará todo el lado marinero de la villa. La parte urbana de Bermeo originariamente estaba delimitada por una muralla, de la que hoy solo queda una de sus sietes puertas a la que se le conoce como San Juan Portal, luego podrás seguir el recorrido por todo su casco histórico y conocer sus distintos monumentos e historia.

Además, Bermeo es un pueblo de grandes playas de arena, por lo que tendrás variedad de opciones para darte un buen baño en alguna de ellas, como por ejemplo en la Cala de Aritzatxu. El acceso parece, pero no es tan complicado, debes tomar un camino que sale por la parte izquierda del cementerio y que discurre entre las huertas de algunas propiedades privadas; pero al llegar al final te encontrarás con una vista preciosa de la playa, un chiringuito muy ameno, duchas, socorrista y todo lo que necesites para tener un súper día.

Otra de las atracciones increíbles es subir las 241 escaleras de San Juan de Gaztelugatxe, una isla unida a la tierra por una escalinata y coronada por una pequeña ermita, que en los últimos años se ha convertido en un ícono de la costa vasca, siendo el segundo lugar más visitado de Bizkaia, después del Guggenheim de Bilbao, pero más allá de ser una atracción turística es un símbolo de orgullo para los bermeanos. Si quieres visitarlo, en temporada alta debes verificar si necesitas reserva, te recomendamos visitarlo muy temprano por la mañana o muy tarde al final del día y si es posible ir entre semana para disfrutarlo más.

Foto de turismo euskadi

Finalmente, y es cierto que aún hay una lista muy larga de cosas que puedes hacer, no puedes dejar de visitar la Tala, un lugar con privilegiadas vistas, donde hay un pequeño bar al que recurre mucha gente, e incluso puedes encontrar una buena jornada gastronómica o un concierto al aire libre. Y si más bien prefieres un sitio más tranquilo para desconectar, busca el Tonpon, en temporadas frescas, porque en verano es una de las piscinas naturales más demandada, desde aquí podrás tener una vista increíble de Izaro y Ogoño, y es perfecto para disfrutar de la brisa de mar Cantábrico.