Qué hacer en Labastida

Por Fiorella

Labastida o Bastida en euskera es un municipio español de la provincia de Álava, en la comunidad autónoma del País Vasco y forma parte de la comarca de la Rioja Alavesa. Está situada entre el monte Toloño y el río Ebro y nos ofrece espacios naturales e históricos de gran valor. Este municipio basa su economía en el vino, el cual es pilar fundamental de esta localidad alavesa y sobre el que se apoyan muchos de los planes que contaremos.

Foto de Turismo Euskadi

En primer lugar, debes realizar un paseo por el Casco histórico, empezar el recorrido por la parte alta de Labastida, desde donde encontrarás un importante escenario de la historia del Reino de Navarra, un lugar lleno de tesoros que ha sido declarado Conjunto Histórico Artístico y que contiene importantes monumentos como la iglesia de nuestra Señora de la Asunción, la calle Mayor, el Ayuntamiento, los Arcos de Toloño y Larrazuria, donde se encuentran las antiguas puertas de Labastida. Cada uno de los cuales tiene una historia importante que contar a sus visitantes, y podrás recorrerlo incluso con un free tour, que nunca faltan en el centro de la ciudad.

Además, Labastida tiene dos importantes edificaciones religiosas dentro de su casco histórico, una de ellas es la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, que era en un inicio una edificación militar, una edificación ofensiva, pero los bastidenses que tenían fama de revolucionarios atacaban una y otra vez la edificación haciendo que fuese imposible el avance de su construcción. Visto esto, los responsables de la edificación decidieron convertirla en iglesia, un edificio santo, al que estaba mal visto atacar, convirtiéndose así en una iglesia con características militares.

Otro lugar muy visitado es el Parque de San Ginés, este parque situado a los pies del monte Toloño es un espacio natural perfecto para pasar un día con niños. Tiene para uso de sus visitantes, espacios para hacer barbacoas y mesas situadas al amparo de la sombra de los árboles que nos aseguran un lugar tranquilo y fresco donde disfrutar de un largo día de verano, podrás preparar unas deliciosas chuletillas de cordero a la brasa, muy típico de la Rioja Alavesa.

Por otro lado, Labastida tiene una fiesta muy popular y emblemática que es La Ronda, una celebración en la que las hogueras, las castañas asadas y el zurracapote cobran gran protagonismo. Esta fiesta se da anualmente el 7 de diciembre, una muy buena fecha para escaparse a este increíble destino. Otras épocas para disfrutar de esta increíble ciudad son: en septiembre, antes de la vendimia o en verano que es una época perfecta para pasear entre viñedos, disfrutar de su gastronomía y bodegas mientras conoces la historia de sus calles.

Foto de Turismo Euskadi

Finalmente, no te puedes ir de Labastida sin conocer alguna de sus bodegas, aquí puedes elegir entre visitar una multinacional o una familiar, nosotros te vamos a contar de una familiar como la famosa Bodega Gontes, una bodega tradicional, urbana, ubicada dentro del centro histórico, es una bodega en la que los calados, es decir, las bodegas subterráneas tienen gran parte del protagonismo y al mismo tiempo disfrutar de uno de los mejores caldos del municipio de mano de Jesús, su enólogo y propietario.

 

También podrás encontrar otros lugares increíbles en los alrededores, tanto en Gipuzkoa como en Francia, por ejemplo, IrunTolosaBermeoPortugaleteElorrioDurangoSopelana Orio.